El Norte es la dirección correcta.

Todos hemos empezado a programar juegos haciendo sencillas aventuras conversacionales en las que se presentaba una situación y se daban varias opciones para resolverla, algo a lo que estábamos acostumbrados de los famosos “librojuegos” esos de “¡¡elige tu destino!!” (con voz de anuncio de los 80 en plan “¡¡el principe coohbraaaahhhhh!!“). Yo sé que hay gente muy cuidadosa que realmente se tomaba esto en serio, escribiendo un guión y haciéndose un mapa. De este modo puedes construir una especie de novela interactiva interesante.

cyoa023sp.jpg

El problema es que yo ni era cuidadoso ni me tomaba nada en serio. A ver… Mi historia con los ordenadores es sencilla. Cuando yo era muy chico me flipaban los botones. Me gustaban las cosas que tenían botones. Y los ordenadores estaban repletos de botones (las teclas, esto es). Así empezó mi relación de amor/odio con estas malditas máquinas. Por tanto, cuando no tenía nada que hacer, y tampoco tenía ganas de jugar a nada (me solía cansar pronto de los juegos de la época, con contadas excepciones) pues me ponía a programar para pasar el rato – algo que requería pulsar botones. Yuju: ¡era perfecto!

Lo más fácil de programar es una aventura multiopción, y por lo tanto empecé por ahí. Desconocía de su existencia hasta que encontré una que iba sobre una carrera en una cinta que me prestaron. Tenía el fondo amarillo y los gráficos estaban hechos en monocromo con los carácteres gráficos de bloque. Algo totalmente a mi alcance allá por 1989/1990, con el libro Basic para Niños recién empapado.

Hice muchas, muchísimas. Recuerdo que mi “primera cinta” la concluí a finales de Septiembre de 1989 (justo con el curso – 6º de EGB – recién empezado). Imaginaos: una cinta de 60 repleta de aventuras conversacionales. Toma ya. Lamentablemente creo que ahora descansa con la Gran Cinta del Cielo. RIP.
Sin embargo, siempre repetía los mismos errores. Puedes ser un programador muy novato, pero eso no justifica que tus aventuras estén plagadas de situaciones como la que se muestra en el GIF animado de abajo (joder, qué guapo esto que hace el Spin, qué flipe :P):

trike.gif

O sea, que sólo yendo hacia el Sur nos morimos… Mi hermano, que ya me había cogido la vuelta, siempre tiraba para el Norte. No sé por qué, pero, en mis juegos, el Norte siempre era la dirección correcta.

Chicos y chicas, no lo olvidéis: haced puzzles o problemas lógicos. Que un juego de aventura sólo dependa de la suerte es una aberración de proporciones históricas.

Por cierto, si queréis hacer aventuras de estas de una forma genial podéis usar el kit que se curró el amigo Metalbrain hace poco bajándolo de aquí. Ahora no tenéis excusa… Sólo tenéis que imaginaos una buena historia, construiros un mapa, y planificar algunos puzzles. No hagáis como yo. Ir al Sur no debería ser mortal😀

3 Responses to El Norte es la dirección correcta.

  1. Gandulf dice:

    Lo del norte me recuerda a mi época de rol, siempre que montaba una partida y había una bifurcación, bien en un camino, bien en un dungeon, y se podía ir “al este o al oeste”, lo malo estaba siempre y invariablemente en el este (por mi afición a Tolkien)

  2. Nacho dice:

    Como dirían los Pet Shop Boys … Go West!

  3. Metalbrain dice:

    Gracias por mencionar mi Kit, me pregunto si alguna vez lo usará alguien…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: